El primer consultorio veterinario móvil de Salamanca

Horario : abierto 24 hrs
  Contacto : 923 23 77 60 / 658 892 016

All Posts in Category: Casos clínicos

fyah portada veterimovil

Fyah, gatita superviviente!

El caso que os vamos a contar hoy es muy especial.

Una mañana de domingo, llamaron a nuestro servicio de urgencias unas chicas preocupadas porque habían encontrado una gatita herida en la calle. Los daños eran muy graves, y obviamente estaban muy asustadas. Cuando llegaron a Veterimóvil pudimos observar que toda la base del rabo había sido desgarrada, faltaba gran cantidad de tejido y no sabíamos el alcance que podía tener. Le pusimos una dosis baja de sedación porque el dolor era evidente, y porque su estado general orgánico nos lo permitía. Ella no dio ni un ruido, era como si se sintiera agradecida y a salvo, a pesar del gran daño que sufría.

Al limpiar la herida percibimos que era muy profunda, había vértebras implicadas (como sospechábamos, había perdido el rabo de forma traumática) y la integridad intestinal podía estar comprometida. Así que realizamos una limpieza y desbridamiento de las heridas, y tratamiento para la infección y para controlar el dolor, a la espera de su evolución.

Aspecto de la herida de Fyah tras una semana hospitalizada

Paralelamente, las chicas que la habían recogido estaban publicando el caso en redes sociales. Y aquí fue cuando se obró el milagro. Ellas consiguieron localizar a los dueños, ya que en la exploración física nos habíamos dado cuenta de que la gatita tenía un comillo partido…. resulta que esa marca venía desde sus 3 meses de vida, y fue el detalle que hizo indudable la identificación. La gata había desaparecido de su casa HACE TRES AÑOS!!

Casi recuperada!

Cuando los dueños llegaron a la zona de hospitalización de Veterimóvil y la vieron….pues os podéis imaginar la alegría de todos los que estábamos allí (de 2 y 4 patas, porque ella les conoció!). Personalmente no lo olvidaré nunca, ha sido uno de los mejores momentos que me ha regalado esta profesión. Aunque entonces era más bien agridulce, pues no sabíamos cómo iba a ser la evolución de Fyah (que así se llama la gatina).

Les explicamos a los propietarios las pruebas de imagen y analíticas que habíamos hecho a Fyah, y lo delicado que era el pronóstico, pues necesitábamos tiempo para saber si el tránsito intestinal era correcto, y para que la gatita respondiera bien a la medicación.

Al cabo de una semana comprobamos que Fyah es una campeona, pues mejoraba día a día y se convirtió en la reina de la clínica. Como ya no necesitaba un seguimiento tan exhaustivo, y sus dueños estaban dispuestos a darle su medicación y realizar las curas, recibió el alta hospitalaria, aunque tenía que venir a vernos muy a menudo para controlar su evolución.

Recibiendo mimos de todos

Una vez en casa, todos los habitantes (humanos, perro, hurones, ratas, otros dos gatos…) se habían preparado para su llegada. Allí, con esmero y paciencia….mucha paciencia, y un máster en trajes para proteger heridas, Fyah se recuperó poquito a poquito, cada paso en su curación era una celebración, y no era para menos. Hoy por hoy, esta paciente está feliz y tiene una vida completamente normal.

Te queremos Leona!

Leer +